martes, 11 de marzo de 2014

LA MURALLA, DE NICOLÁS GUILLÉN


La Muralla, de Nicolás Guillén, es un canto a la paz y a la unión entre pueblos y razas para conseguir un mundo mejor. Cuando el ruido de la guerra se intensifica, nada mejor que reivindicar la concordia por medio de la música y la poesía.  La versión musical de Ana Belén y Víctor Manuel ya es un clásico, cantado por varias generaciones. Y qué decir del escenario...
En la fotografía podemos ver a la cantante, muy joven, con Nicolás Guillén.

Otra versión muy conocida es la del grupo chileno "Quilapayún", más étnica y también excelente. 

)


Para hacer esta muralla,                                                     
tráiganme todas las manos:
Los negros, su manos negras,
los blancos, sus blancas manos.
Ay,
una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte.

—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—Una rosa y un clavel...
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es
—El sable del coronel...                                                    
—¡Cierra la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—La paloma y el laurel...
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—El alacrán y el ciempiés...
—¡Cierra la muralla!

Al corazón del amigo,
abre la muralla;
al veneno y al puñal,
cierra la muralla;
al mirto y la yerbabuena,
abre la muralla;
al diente de la serpiente,
cierra la muralla;
al ruiseñor en la flor,
abre la muralla...

Alcemos una muralla
juntando todas las manos;
los negros, sus manos negras,
los blancos, sus blancas manos.
Una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario